Pollo marsalsa con setas y tomates cherry

  • Ingredientes: 2 Contramuslos de pollo, 2 Muslos de pollo, 8 Champiñones medianos, 150 g setas en conserva variadas, 1 Diente de ajo, Vino Marsala seco (o sustituto similar, o vino tinto de calidad), 200 ml, brandy, 25 ml, Maizena, 5 g, Caldo de verduras o agua (cantidad necesaria), 8 Tomate cherry (aproximadamente), Tomillo seco, Orégano seco, Pimienta negra molida, Sal, Aceite de oliva virgen extra, Perejil
  • Elaboración: Secar el pollo con papel de cocina, retirar un poco el exceso de grasa y restos de plumas. Yo prefiero dejar algo de piel en los muslos y retirarla por completo de los contramuslos, más grasos, pero va al gusto. Salpimentar y dorar a fuego vivo en una cazuela o sartén amplia con un chorrito de aceite, por ambas caras. Retirar y reservar. Lavar bien los champiñones, las setas y los tomatitos. Cortar los primeros por la mitad o en cuartos, dependiendo del tamaño. Si las setas son pequeñas, dejar enteras, o picarlas un poco. Yo he combinado aquí los champiñones con setas en conserva porque no tenía más variedad fresca a mano, así que tocó escurrirlas muy bien. Picar el diente de ajo muy fino. En la misma cazuela que se ha dorado el pollo, saltear las setas con alegría y una pizca de sal. Dejar que se doren bien, pegándose ligeramente al fondo para que caramelicen. Cuando hayan cogido buen color, añadir el diente de ajo, un golpe de pimienta negra, un poco de tomillo y orégano. Añadir el brandy y el vino, dejar que evapore el alcohol y bajar el fuego. Desleír la maizena en un par de cucharadas de agua fría y agregar al guiso, removiendo bien. Cocinar a fuego suave unos 10 minutos. Incorporar más caldo o agua si fuera necesario. Devolver el pollo, mezclando bien con la salsa, añadir más tomillo y orégano y tapar. Cocinar unos 15-20 minutos, hasta que el pollo esté casi listo, removiendo de vez en cuando y controlando el nivel de líquido. Finalmente añadir los tomatitos y cocer unos 5-10 minutos más. Si la salsa queda muy fuerte para nuestro gusto, podemos rebajarla con un chorrito de nata líquida de cocina. Ajustar el punto de las hierbas y servir con perejil fresco picado. También podemos dejar que los tomates queden más enteros o más deshechos, según nos guste.

 

 

Tomado de: www.directoalpaladar.com